Hasta cinco jugadoras han entrado en tres convocatorias de la selección en los últimos días

 

El león, símbolo recurrente en la heráldica de nuestro país, es también protagonista de los escudos tanto del CRAT como de la Federación Española de Rugby, y da nombre popular a los jugadores y jugadoras que son elegidos para lucir la elástica roja de la selección.

Primero fue Alejandra Fernández, capitana del CRAT de regional (La normativa le impide aún competir en la Liga Iberdrola debido a su corta edad), que fue llamada para el preparatorio del Campeonato de Europa Sub-18 que se celebrará en Polonia, y que ahora mismo se encuentra en Madrid concentrada con el combinado que dirige la boirense Vanesa Rial.

La segunda llamada la recibieron Paula Medín “Alevín”, Mónica Castelo “Mona” y Joanna Murray. Esta vez para ser parte de una cita histórica para el combinado nacional, que se irá de gira por Sudáfrica, una de las cunas del rugby, y disputará un partido de preparación contra las Women Boks, el legendario combinado nacional del país africano.

La guinda del pastel la puso ayer la convocatoria de Ana Iglesias con la Selección Española de Rugby a 7, la modalidad olímpica del deporte oval.  Anita, como se le llama cariñosamente, ha tenido una progresión espectacular en el último año que no ha pasado desapercibida a los seleccionadores de la federación. De momento ya ha estado en Rusia en el europeo de Rugby playa, ahora, la llamada con el combinado de modalidad olímpica hace soñar con cotas aún más altas.

Cinco convocatorias internacionales que muestran como la magnifica temporada del CRAT no ha caído en saco roto a ojos de la federación y que ponen nombres propios a un éxito colectivo.