Corteva Cocos se mostró más efectivo en ataque y se hizo con el duelo.

6 de Octubre de 2019

 CRAT Residencia Rialta (12): Paula, Claudia, Virginia Padín,  Cheta, María Vega, Judith, Alevín, Mona, Alba Lalín, Anita, Yanka, Elsa, Mariana, Jess y Joana Murray.

También Jugaron: Alicia San Mart´n, Diana Antón, Sara Gutierrez, Micaela, Maitane, Turena y Ana Sedano.

Corteva Cocos (28): Pascual, Rodríguez, Sobrinos, Casas, Blanco, Sáncez,Sylla, Mato, Castro, Gracia, Viega,  Marta García, González, Hallet-Mahuika, Cabas.

También Jugaron: De las Huertas, Dorston, Chacartegui, Noelia García, Peces, Arana, Romero y Ramirez.

 

Marcador:

Min 5; 0-7 Ensayo de Veiga transformado por Gracia

Min 34; 0-14 Ensayo de Sylla transformado por Gracia

Min 40; 0-21 Ensayo de Sobrinos transformado por Gracia

 

Descanso

 

Min 52; 5-21 Ensayo de Joana Murray

Min 74; 12-21 Ensayo de Elsa transformado por Ali

Min 81; 12-26 Ensayo de De las Huertas transformado por Peces

 

El partido se planteaba complicado desde el inicio para el CRAT, que aún no ha recibido a sus incorporaciones y que esta semana perdía para toda la temporada a una de sus jugadoras clave, la neozelandesa Mecca, que ha tenido que volver a su país por problemas personales. Enfrente, además, el Corteva Cocos, equipo que, si bien solo lleva una temporada en la máxima categoría, figura este año en las quinielas como uno de los favoritos.

En una primera mitad donde las defensas de ambos equipos fueron notables, sin embargo, en ataque, las sevillanas se mostraron mucho más contundentes que un equipo coruñés que cometía errores cada vez que se acercaba a la línea de marca rival. Así, a pesar de no mostrar una superioridad aplastante, en los primeros minutos las visitantes encarrilaban el partido con tres ensayos a favor y un marcador de 0-21.

El panorama cambió un poco en la segunda parte, manteniendo la buena estructura defensiva, el CRAT encauzó mejor sus ataques y llegó a recortar distancias e incluso, con superioridad numérica en el campo, existió por momentos esperanza de remontada. Sin embargo, las sevillanas supieron mantener la calma para hacerse con el duelo incluso aumentando la distancia en el marcador en el último suspiro.

A pesar de la derrota, la lectura del partido no es del todo negativa ya que, con un equipo que tiene un margen de mejora aún muy grande, se ha conseguido plantar cara e incluso tener opciones frente a un rival que, salvo sorpresa, estará en la parte de arriba de la clasificación.