Pierde por tan solo un punto en un partido vibrante hasta el último minuto

13 de Octubre de 2019

 

 Complutense Cisneros (13): López, Pozo, Betancur, Heredero, Gil, Antunez, Saint-Bois, Vila, Amo, Bueso, Jiménez, Barrutieta, Bargués, Abad y Cacho.

También Jugaron: Gema García, Malagón, Casillas, Fresneda, Peran, Castejón, De la Peña y Ariceta.

 

CRAT Residencia Rialta (12): Paula, Claudia, Ali, Cheta, María Vega, Judith, Alevín, Mona, Alba Lalín, Maitane, Mica, Yanka, Elsa, Jess y Joana Murray.

También Jugaron: Coro, Virginia Padín, Anita y Noelia Hernández.

 

Marcador:

Min 10; 0-5 Ensayo de Claudia Arranz

Min 15; 5-5 Ensayo de Abad

Min 30; 8-5 Golpe de castigo transformado por Cacho

Descanso

Min 68; 13-5 Ensayo de Barrutieta

Min 75; 13-12 Ensayo de Alba Lalín transformado por Anita

 

La diferencia entre una patada a palos transformada tras golpe de castigo o la misma patada transformada tras un ensayo, eso fue lo que dio hoy la victoria a Complutense Cisneros sobre el CRAT en un duelo totalmente parejo y con un final de infarto.

Si bien el CRAT comenzó muy bien el partido, con un rápido ensayo, fue el Cisneros el que manejó mejor el encuentro en los minutos centrales, donde las pérdidas de balón del equipo coruñés, sobre todo en los contactos, le pasaron factura ante un equipo que mantenía muy bien las posesiones.

Aunque el control del juego era local, las herculinas defendieron acertadamente y este hecho no estaba suponiendo una brecha en el marcador hasta que, a falta de 15 minutos para el final, con un ensayo en una internada, Cisneros se ponía 8 puntos por delante en el marcador, cifra que, si bien es corta en un partido normal, parecía un mundo en tal y como se estaba desarrollando el partido.

En vez de bajar los brazos, en los últimos compases las visitantes consiguieron encontrar su sitio en el partido y, monopolizando prácticamente la posesión, lograron ponerse a un solo punto de las madrileñas, punto que a la postre resultaría definitivo porque, aunque los últimos minutos fueron muy emocionantes, plagados de imprecisiones por parte de ambos bandos, el resultado permaneció inalterado hasta el pitido final.

Un punto para el CRAT y cuatro para su rival, cifra que sabe a poco, pero que, dado el margen de mejora que aún tiene el equipo, invita al optimismo teniendo en cuenta que enfrente estaba un fijo de zona alta como lo es Cisneros.

 

FOTO: Mario Encinas